• (351) 516 15 00
  • Madero #2, Colonia Centro. CP: 59800. Jacona Michoacán.

RESTAURACIÓN, PINTURA Y MANTENIMIENTO EN ESCUELA ÁLVARO OBREGÓN DE JACONA

Corrigen desperdicio de agua y daños en muros ocasionados por el salitre.

Con el fin de atender la solicitud de la Escuela Primaria Álvaro Obregón, la alcaldesa Adriana Campos giró instrucciones al titular de Obras Públicas para realizar trabajos de mejora y mantenimiento en dicha institución educativa, ya que la misma, cuenta con daños severos en muros, plafones y losas.

El inmueble corresponde a la escuela de mayor antigüedad en la localidad, ya que fue la primera institución en la localidad con ya casi un siglo de servicio; por ello requiere trabajos de restauración y mantenimiento constantes por los problemas que ocasionan la humedad y el salitre debidos al clima y el tiempo.

En la casa de estudios, se puede observar el abultamiento de aplanados y caída de material en salones, pasillos, sanitarios y áreas administrativas, por lo que requiere mantenimiento antes de que afecte más la estructura metálica, que es el soporte de cargas. Otro detalle observado fue la pérdida constante y desperdicio de agua en los muebles sanitarios de los baños, debido a daños y mal funcionamiento en las conexiones. También hay la necesidad de aplanar un murete en entrepiso y se ejecuta.

Los trabajos ya iniciaron por parte de los pintores en las áreas que no ocupan alumnos que sigue en clases, como pasillos, y a la vez liberan aulas temporalmente para laborar; y una vez que inicie el periodo vacacional a partir del 19 de diciembre, estos trabajos y otros que requieran se continuarán con mayor libertad. La primera tarea es el retiro del material suelto y limpieza del salitre; después  resanan los aplanados, para posteriormente fondear y culminar con la renovación de pintura. También, una pareja de albañilería trabaja en los aplanados de un murete construido en el entrepiso para detener la caída de corriente pluvial, y evitar humedad en las partes bajas y el piso del patio cívico, mismo que ya está cubierto.

De igual forma, detectaron desperdicio constante de agua por medio de los muebles sanitarios dañados o con conexiones deficientes, por lo cual con un empleado municipal de fontanería se hizo una revisión y reparación de tazas, mingitorios y lavabos; con similar fin de ahorro de agua, se cambiaron las conexiones por otras de mejor calidad y uso rudo, para que no sean fácilmente dañadas por los inquietos alumnos; además, se colocaron llaves de control para cerrar el flujo cuando no se requiera.